Debido a su temperamento, el burro es ideal para relacionarse con las personas, que se divierten increíblemente montando sobre su lomo o a bordo de un carruaje. La empatía es casi inmediata con tan sólo acariciarlos. Lejos de los trabajos de carga nuestra empresa ofrece el servicio de estos animales como terapeutas para niños y personas con alguna discapacidad

Los especialistas utilizan el lomo del burro como soporte de estimulación. Incluso es posible desarrollar habilidades para la monta, mientras consiguen grandes beneficios físicos y psíquicos mejorando el equilibrio y los movimientos. «El burro les hace coger confianza. Lo mencionado anteriormente, ya se ha realizado de una forma satisfactoria, en varios colegios con niños en dichas condiciones y el éxito ha sido formidable», aseguran los responsables de la Asociación.



Personas conectadas

Hay 7 invitados y ningún miembro en línea