El cultivo de nuestro huerto ecológico, labrado por nuestros burros, es mucho más que obtener alimentos frescos y saludables para llevar a la mesa cada mañana. Es un espacio de disfrute y sana relación con la naturaleza. El huerto nos aporta hortalizas y frutos: nos da la oportunidad de realizar tareas creativas, de experimentar y descubrir nuevas cosas, de hacer sano ejercicio, de comer alimentos saludables, de regalar a familiares y amigos, de respirar aire fresco y de disfrutar plenamente de la vida.

Leer más...

Debido a su temperamento, el burro es ideal para relacionarse con las personas, que se divierten increíblemente montando sobre su lomo o a bordo de un carruaje. La empatía es casi inmediata con tan sólo acariciarlos. Lejos de los trabajos de carga nuestra empresa ofrece el servicio de estos animales como terapeutas para niños y personas con alguna discapacidad

Leer más...

Buscar níscalos en temporada, en los pinares del Campichuelo, practicar la pesca en el río Júcar, contemplar las especies vegetales, aves y pequeños mamíferos que proliferan en la zona, visitar lugares pintorescos como las típicas cuevas y bodegas, espacios dedicados a servir de almacén, donde se elaboran artesanales vinos y aguardientes, son actividades a tener en cuenta.

Personas conectadas

Hay 10 invitados y ningún miembro en línea